Chamacoco

La Amenaza de Nemur

El mito y su relación con la cotidianeidad –

Ficha Técnica:
Lugar: Norte del Chaco Paraguayo (Bahía Negra, Karcha Balut, Colonia Potrerito, Olimpo)
Comunidad: Ishir
Cantidad de Habitantes: 354
Guión y Realización Darío Arcella | Producción Aníbal Esmoris | Producción de campo e Investigación Antropológica Mario Blaser | Cámara y Fotografía Osvaldo Decurnex | Edición Mariano Zadunaiski | Música Bucky Arcella | Sonido Pablo Barbieri

La Nación Chamacoco es un pueblo que habita en el corazón de América del Sur, exactamente en la triple frontera entre Brasil, Paraguay y Bolivia. En el pasado eran cazadores-recolectores y actualmente, debido a las presiones de la sociedad blanca, se encuentran en una etapa de transición hacia una economía mixta de caza, agricultura y pequeños trabajos temporarios. En total el número de Chamacoco contando las diferentes parcialidades y aldeas, es aproximadamente de 1.500.

Existen tres parcialidades Chamacoco: Xorio, Ebitoso y Tomaraho.
En este episodio veremos cómo la instalación definitiva de los blancos y sus intereses económicos trajo aparejada la incorporación de los Chamacoco al nuevo sistema como obra de mano asalariada en los obrajes madereros y estancias ganaderas, como trabajadores temporarios para el transporte de carga y como proveedores de mujeres para los blancos.

Numerosos mitos son contados por los ancianos en las reuniones del Tobich donde únicamente pueden ir los hombres iniciados. Muchas actividades, como la caza y la pesca, están reguladas por estas historias y los hombres iniciados son los encargados de transmitirlas a los más jóvenes. El episodio se concentra en estas prácticas ancestrales, abordando el relato del mito del Nemur.

Según su mitología, en los tiempos antiguos los hombres no sabían nada del mundo, vivían como animales. Una vez las mujeres estaban recolectando raíces y a través del agujero dejado por una de ellas aparecieron los Anabsero. Estos seres que eran muy fuertes, de enormes dientes e inmortales les preguntaron si había hombres, a lo que las mujeres respondieron negativamente.
Los Anabsero les indicaron que ellas debían limpiar una zona circular en el interior de la selva, donde irían todos los días para ser instruidas sobre la cultura.
De esta manera, cada día las mujeres salían de su aldea, sin decirle nada a los hombres y se encontraban con los Anabsero en el Tobich. Sucedió que en una de esas visitas una mujer llevó a su pequeño hijo haciéndolo pasar por una niña; pero la treta fue descubierta por los Anabsero quienes se dieron cuenta que habían sido engañados por las mujeres y que en realidad existían hombres.
Rápidamente expulsaron a las mujeres del Tobich y les dijeron de enviar a los hombres en su lugar para ser instruidos.
Durante mucho tiempo los hombres fueron instruidos por los Anabsero, hasta el día que un Anabsero llamado Wakaka se comió al hijo de un hombre llamado Cyr. El hombre fue hasta la madre de todas las cosas, Esnwherta, pidiéndole venganza. Esnwherta le reveló cual era el punto débil de los Anabsero: los hombres debían pegarles en los tobillos y de esta manera los matarían. Entonces los hombres comenzaron a perseguir a los Anabsero desde el interior de la selva hacia el río Paraguay, que en esa época del año no era más que un hilo de agua. En el camino fueron matándolos a todos, excepto a una llamado Nemur quien al cruzar el río, sopló un caracol haciendo crecer el río Paraguay hasta su tamaño actual. Cyr gritaba y lo insultaba desde la otra orilla, burlándose de él porque quedaría solo para siempre, a lo cual Nemur contestó con una maldición: los Chamacoco deberán reemplazarnos o de lo contrario desaparecerán de la faz de la tierra.
Para lograr esto los hombres mataron a todas las mujeres y de los pedazos de una de ellas y con la ayuda de Esnwherta, aparecieron nuevas mujeres que no sabían que los Anabsero habían sido asesinados por los hombres.

Hoy los hombres practican un ritual donde personifican a los Anabsero y aparecen ante las mujeres haciéndoles creer que los Anabsero todavía existen.

Primer Premio Documental Festival 45 Aniversario De La Televisión Cubana – La Habana 1995
Mención de Honor – DerHumALC – 1er Festival Internacional de Cine y Video Sobre Derechos Humanos en América Latina y el Caribe – 1997
Primer Premio Primer Festival de Cine y Video Documental Avellaneda, Buenos Aires – 1997

Trailer del capítulo ‘Chamacoco, la amenaza del Nemur’

 

Capítulo completo


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s